Síguenos:
Facebook
Twitter
YouTube

Toma el te contigo mismo

Toma el te contigo mismo

No podemos relacionarnos con otras personas sin antes haber conseguido tener una relación sincera con nosotros mismos. Si no somos capaces de querernos, de validar lo que deseamos, sino confiamos en la vida sin miedo a amar y dejarnos amar, no podemos estimar a los demás. Nadie puede ofrecer lo que no tiene. Para hacernos plenamente dueños de nosotros, necesitamos tener el corazón limpio, libre de viejas heridas, dolores, rencores y juicios.

Seguir leyendo

Como tú seas está bien para mí

Como tú seas está bien para mí

La falta de respeto es hoy una de las mayores fuentes de conflicto y violencia en la humanidad, cuyo origen suele estar en el egocentrismo, la arrogancia, la intolerancia, la falta de valores y la mala educación. Sin respeto no podemos vivir en sociedad, implica valorar a cada ser humano, considerar su dignidad y aceptar que siempre habrá discrepancias que nos separen.

Esta consideración a los demás, ha de comenzar, vuelvo a insistir, siempre por nosotros mismos. No podemos tratarnos con auto-indulgencia (sentimiento de pena hacia uno mismo). El respeto propio comienza por amarnos y ser compasivos con nosotros mismos, venerar y cultivar nuestra solidez, reconocernos como seres únicos, con todo nuestro potencial.

Seguir leyendo

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS